Etiquetas: ,

A su manera

Josele Santiago + Napoleón Solo en Taboó (28.08.09)

Lleno en Taboó. Poco después de que los teloneros comenzaran con su concierto las entradas ya se habían agotado en taquilla. La sala, decorada incomprensiblemente con motivos chinos, estaba abarrotada y moverse se hacía ya muy difícil. Todo el mundo esperaba una gran noche, y la tuvo, pero empecemos por el principio. Resulta difícil juzgar a los encargados de romper el hielo, Napoleón Solo. El joven grupo tuvo un sonido realmente malo, especialmente saturado. Con una chaqueta militar a lo Jimi Hendrix y tirando de falsete y pop acelerado, los de Granada llamaron la atención pero no lograron convencer.

Josele Santiago no tardó en presentarse junto a sus Menudencias, que para esta ocasion eran David Krahe a la guitarra, Jorge Santos a la batería y, una gran sorpresa, Héctor Rojo al contrabajo. Algunos echamos de menos a Luca Frasca con su teclado, pero la banda impresionó y convenció en cuestión de segundos con estilo y buen hacer. Además, el sonido era realmente bueno esta vez. Josele se reivindicaba con la guitarra acústica, genial en Baile de los peces, y demostró el buen estado de su voz. Por su parte, David Krahe se confirmó como un auténtico acompañante de lujo. Sin poses ni aspavientos, con una forma de tocar contenida y una actitud elegante, el guitarrista hizo disfrutar al público con cada nota. La precisión frente al ruido. Toda una suerte verle tanto junto a Josele Santiago como con Los Coronas. Desde la batería, Jorge Santos ponía el contrapunto necesario.

El concierto tuvo varias etapas, comenzando fuerte con Loco encontrao o la emocionante Vuelo de volar. Poco después, Josele decidió cumplir su promesa de usar más la guitarra eléctrica y nos dió donde más duele con la siempre efectiva Rompes mi canción. Más adelante llegaría un momento más tranquilo con los temas más densos de su último álbum, Loco Encontrao: Ciempiés, Fresa y limón o Pescao. La presencia de Héctor Rojo con su contrabajo era demoledora, aportando un sonido perfecto a las canciones de Josele Santiago. Continuaron rescatando canciones de sus tres discos de las que destacaron, como suele ser habitual, temas como Tragón o Farol. Con Olé papa llegaría la nota graciosa de la noche (o tensa, según por donde se mire), teniendo que empezar de nuevo al descordinarse y equivocándose Josele después varias veces con la letra. Pero el clímax final que le dan a la canción en directo, tocando a un ritmo frenético, hace olvidar eso y más. Olé papa fue una vez más una de las canciones más coreadas.

Llegaba el primer bis y Josele apareció sólo con su guitarra para regalarnos la primera canción de Los Enemigos, Desde el jergón. Emoción entre el público, acompañándole en cada estrofa. Las Menudencias salieron también y cayó Mi prima y sus pinceles. Entonces todo indicaba que el concierto daba a su fin, pero tras un amago de despedida poco convincente, la banda volvió a coger sus instrumentos para rematar la noche con un poco de rock and roll. Como si lo estuvieran deseando ellos más que nadie, se lanzaron con Around and around, de Chuck Berry, única versión del concierto, y terminaron de alegrarnos el día con Complejo. El público alucinando y, al fin, satisfecho.

Texto de Bruno Corrales

5 comentarios :

Ainhoa dijo...

que peligro aqui siempre es domingo (lunes)

Anónimo dijo...

Qué pasa tío

soy Juan, te conocí el otro día en el concierto

Muy interesante tu blog, te seguiré de cerca

Un saludo y nos vemos en próximos conciertos!

Sr. Nublado dijo...

Ey! claro, espero que nos veamos en más de esas. Muchas gracias.

Piedad dijo...

Jooo
estaba en Mérida, me habría encantado ir!!
Tienes un blog chulo, ehh macarra??

abrazos

Sr. Nublado dijo...

Gracias por pasarte! A ver si nos vemos en el próximo de Josele (o en otro cualquiera).