Etiquetas: ,

Airbag: "La banda no existiría sin uno de los tres, es una cuestión de química"

Con la publicación de Gotham te necesita, sexto largo de Airbag, la banda de Estepona ya huele a clásico. De los que mejoran con los años. Si en 2013 echaban por primera vez la vista atrás para celebrar sus primeros 15 años de trayectoria, publicando en DVD el documental Buscando la ola perfecta, con su nuevo disco completan el que hasta ahora podría ser su trabajo más completo, compendio de punk rock, cuidadas texturas pop y nueva vuelta de tuerca a un imaginario plagado de referencias de la cultura popular. Tras el descanso navideño, el grupo retoma la gira llegando este fin de semana por primera vez a Ciudad Real. Esta noche actuarán en La Casa con Ruedas de Daimiel para mañana sábado regresar por todo lo alto a la sala Arena de Madrid, en un concierto enmarcado dentro de la gira San Miguel. Hablamos con Adolfo Díaz, guitarra y voz de Airbag, con el que repasamos el momento actual de una formación difícilmente repetible.


Gotham te necesita llegaba tras el punto y seguido que suponía el documental Buscando la ola perfecta, recapitulación de vuestros primeros quince años como banda. ¿Cómo valoráis el momento actual? Tras echar la vista atrás, ¿consideráis estar viviendo una especie de resurgimiento en cuanto a ganas y actitud?
Digamos que nos encontramos en un buen momento. Siempre tenemos un punto de ambición para intentar superarnos a nosotros mismos en cuanto a canciones y discos, es nuestra actitud. No sé si conseguimos o no superarnos, en una carrera larga siempre hay picos, altos y bajos, pero nosotros hemos ido creciendo poco a poco en cuanto a público y quiero pensar que también creativamente. El día que pensemos en sacar un disco con mentalidad conformista nos retiraremos de esto, porque ahora lo damos todo y así ya es difícil mantenerse, y menos seguir creciendo. 

Después de varios años con Wild Punk surge la posibilidad de trabajar con Sony a través del subsello Legacy. ¿Qué supone exactamente este paso, y a estas alturas, para una banda como Airbag?
Pues hemos probado en estar en una compañía grande por ver si mejoraba todo en distribución y posicionamiento de los discos de cara al público. Quizás es el peor momento para sacar discos pero las oportunidades hay que cogerlas cuando llegan y, enlazo con la pregunta anterior, creo que estamos en un buen momento y siempre queremos mejorar en todo.

diseño: Los Kennedy
Transmitís tal imagen de normalidad y cohesión como grupo que termina llamando la atención, entendiendo la dificultad que debe suponer el hecho de mantenerse tres personas a lo largo de los años al mismo nivel de implicación, siendo cada pieza imprescindible, en un mundo el de la música en el que es fácil que el ego juegue malas pasadas. ¿Cuál es el secreto?
Supongo que es que nos gusta tanto la música como para ponerla de prioridad ante muchas otras cosas a las que renunciamos. Luego también es importante el hecho de que nos conocemos tan bien que cada uno aguanta las manías o cosas de los demás. Nos llevamos muy bien realmente. Yo, si no estoy en en local o de gira con ellos, seguramente esté en su casa cenando o saliendo por ahí juntos. Airbag no existiría sin uno de los tres, es una cuestión de conjunto y de química. 

Si no me equivoco, existieron ciertas dudas internas durante la preparación de Manual de Montaña Rusa. Habituados al punk más urgente -con vuestro debut por bandera para algunos-, ¿creéis que puede llegar a ser vuestro disco más incomprendido? La última entrega potencia de algún modo todas vuestras virtudes, pero en mi opinión Manual de Montaña Rusa supuso un enorme avance en cuanto a esa tendencia power pop que ya se venía intuyendo, perfeccionando coros, estribillos, etc.
No hubo dudas entre nosotros, queríamos hacer un disco pop, mucho más limpio que lo anterior y más pausado (dentro de lo que somos nosotros) y estábamos entusiasmados con el resultado. Es un disco que pensábamos que daba gusto oir. Luego es cierto que las primeras críticas que leímos en internet de los fans y seguidores más “old school” fueron malas, algunas devastadoras, y hubo un momento de pánico en el que creíamos que el disco no le iba a gustar a nadie. Pero enseguida empezamos a ver críticas positivas y, sobre todo, en los conciertos veíamos como la gente coreaba las canciones y las pedían. Con el tiempo ha quedado como un disco favorito de mucha gente, y le sorprendió a otra mucha gente que no nos conocía y pensaba que éramos otra cosa.

La cultura pop sigue siendo pilar en vuestra temática, desde la música y letras al estupendo trabajo en esta ocasión de Los Kennedy en portada y cartelería. ¿Esto supone necesariamente nostalgia o por el contrario os sigue apasionando parte del cine y la música actual?
No es nostalgia, simplemente nos siguen apasionando las mismas cosas y tenemos las mismas aficiones que con 20 años. Las alusiones y comparaciones nos salen solas. El arte gráfico ha sido muy importante en este disco y se lo encargamos a Los Kennedy porque hacen cosas que nos gustan mucho, son unos artistazos. Les hacía ilusión porque siguen al grupo desde hace muchos años y son de Málaga, así que perfecto. Para este disco nos hemos rodeado de gente a la que realmente les hiciera ilusión trabajar con nosotros: Modular Estudio y Pedro Temboury para los videos, Carlos Hernández para la producción, Los Kennedy para el art work…

Vuestros conciertos son únicos, una verdadera fiesta para la que vuestros seguidores reservan rituales no vistos en otra parte. Flotadores y balones de playa por los aires, invasión del escenario... ¿Uno se acostumbra, entiendo que agradeciendo tal implicación? Y lo que sería más curioso, ¿puede llegar a dar corte tocar una lenta?
Uno nunca acaba de acostumbrarse a ver a la gente divirtiéndose tanto y haciendo el loco, nosotros nos contagiamos de eso y a la vez la gente se contagia de ver lo bien que lo pasamos nosotros tocando. Nos retroalimentamos, y a veces se vive algo mágico que la gente dice no vivirlo en otros 
conciertos. A veces sí da cosa tocar canciones más lentas, sobre todo cuando la gente está muy animada, parece que les cortas el rollo. Pero casi siempre colamos alguna más tranquila, porque nos molan y la gente también lo agradece, aunque sea para tomar aliento. 



En nuestro país sigue teniendo buena salud esa especie de subgénero punk marcado intensamente por la herencia ramone. Vuestros discos hablan por sí solos, y no es la vuestra una trayectoria lineal musicalmente hablando. ¿Creéis de todos modos que en algún momento puede convertirse en un género limitado, tanto en cuanto a posibilidades musicales como en cuanto a circuito y público?
El subgénero de punk ramone o punkpop, o como quieras llamarlo, está ya bastante limitado, el circuito es muy cerrado y tiene un público super fiel aunque escaso. Nosotros no nos incluimos dentro de esta escena solamente, desde el principio no nos gustó encasillarnos en ningún lado ni ponernos vallas. Creo que nosotros nos movemos bien por diferentes escenas, a veces nos da la sensación de colarnos en diferentes ambientes y tener seguidores tanto en el indie como en el punkpop o en el rock. Otra veces parece que estamos en tierra de nadie, para algunos muy pop y para otros muy bestias, por eso siempre hemos ido un poco a nuestra bola. Tenemos amigos en todos lados y nos gusta tocar tanto en salas pequeñas como en festivales grandes.

Queda para el recuerdo el concierto de 2011 en la sala Arena, en el que os teloneaban nada menos que Los Nikis. Supongo que también fue especial cantar La Chica de Mel con Álex Cooper. Gestos que de algún modo suponen la aprobación y cariño por parte de bandas que son referencia vuestra y que abrieron camino en su momento. ¿Qué sensaciones os produjo en su momento?
Pues tú lo has dicho, fue un detalle por parte de ellos y nos hicieron muy felices. Nosotros tenemos mucho respeto y admiración por nuestros grupos favoritos y que ellos tengan estos detalles con nosotros es alucinante. Son sensaciones que no se pueden explicar bien.  

Airbag son Adolfo Díaz (voz, guitarra), Pepe Medina (bajo y coros) y José Andrés Albertos (batería).
Empieza fuerte el año con la segunda parte de la gira de presentación del disco. ¿La idea es seguir girando durante todo el 2016? Por delante llega la época de los festivales, confirmada por ejemplo vuestra presencia en el Gijón Sound Festival. Tal y como está el panorama en este sentido, y no siendo vosotros un grupo prototipo festivalero del llamado indie, ¿pensáis que esta vez, con el recorrido y acogida que está teniendo el disco, puede ser diferente?
Si, tenemos varias fechas programadas en salas: Bilbao, Sevilla, Murcia, Daimiel, Madrid... ciudades donde aún no hemos estado con este disco o nos llaman de nuevo. Festivales tenemos algunos cerrados, muchas ganas del Gijón Sound porque nunca hemos tocado en Gijón (en Asturias solo en Oviedo o Avilés). Tenemos el Latidos de Valencia, con un trasfondo benéfico, el Canela Party en Málaga, que es el más divertido de todos los festis, una locura donde va todo el mundo disfrazado y cada vez es más grande… Siempre tenemos algunos festivales, el año pasado con este disco ya fuimos al FM, Ojeando, Ebrovisión, Enofestival, BIF... Hay algunos a los que no hemos ido nunca y nos encantaría, pero no nos quejamos.    

La existencia de bandas como Ilegales o del ya citado Cooper, por poner algún ejemplo, quizá contesten a esta pregunta pero, ¿pensáis que el rock va necesariamente asociado a la juventud? ¿Os veis muchos años tocando como hasta ahora?
Sinceramente, ahora mismo nos vemos más cerca del final que del principio. Es lo normal, pero esto es como decía Lemmy: “si crees que eres viejo para el rock n roll entonces es que lo eres”. Al final es una cuestión de actitud. He visto viejos con 25 años. En este sentido somos un grupo de muchos altibajos, un día nos vemos en nuestro mejor momento y otro día no nos vemos sacando otro disco. Así llevamos desde el segundo… A veces te comes la cabeza con la edad, con cuánto te queda tocando, pero luego ves a los Pixies, a Los Enemigos o a los Dictators y dices ”joder, se puede, igual nos queda para rato”. Pero no lo sé, supongo que nos retiraremos cuando veamos que ya no mola.

Lo del rock asociado a juventud, pues sí y no. Por un lado lo que mola es ver a los grupos jóvenes, en esfervescencia, dispuestos a comerse el mundo, pero por otro lado hay tan pocos grupos jóvenes que me atraigan realmente que no sé… Yo creo que ante todo lo importante son las canciones, y que el grupo desprenda algo que te llegue, que transmita, y verlos en su momento me fijo en la edad oyendo música, mira, para mi Fran Nixon creo que está haciendo sus mejores canciones ahora, en los últimos 10 años o así, para mi gusto mucho mejor que en su etapa de Juventud con Australian Blonde, sin tampoco desmerecer lo que hacía entonces. Pero por otra parte también me mola ver a un grupo como Fidlar llevándose todo por delante con 22 años.


Próximos conciertos de Airbag
  • 15 de enero - La Casa con Ruedas - Daimiel, Ciudad Real
  • 16 de enero - Gira San Miguel - Sala Arena - Madrid
  • 5 de febrero - Microsonidos - sala 12 y Medio - Murcia
  • 6 de febrero - Latidos Festival - Valencia
  • 15 de febrero - Gijón Sound Festival - Gijón, Asturias
  • 16 de febrero - Kafe Antkozia - Bilbao 

Más información en la web oficial de Airbag.