Etiquetas: ,

Opinión: La larga espera por Vacazul

Pensándolo fríamente, debe parecer absurdo, pero es así. Estos dos años sin movimientos (cara el público) de Vacazul se están haciendo eternos. La madrileña es una banda de contundente rock en español, con un numeroso grupo de seguidores que se caracterizan por su fidelidad hacia la banda. Quizá la falta de sustitutivos en el panorama nacional esté haciendo más pesada la espera, y es que la intensidad y complicidad de sus conciertos es difícilmente imitable.

El 13 de noviembre de 2008, Vacazul daba su último concierto hasta la fecha en León. Poco antes, en septiembre del mismo año, ya anunciaban desde su web que durante los primeros meses del 2009 pensaban terminar de grabar lo que sería el quinto disco de la banda, el sexto si contamos el apabullante directo editado hace tres años, con el objetivo de sacarlo durante este 2010, momento en el que comenzaría la correspondiente gira de presentación.

Esté terminado el disco o no, la espera está siendo complicada para muchos seguidores de la banda, que ven como sus componentes gozan de un tiempo a esta parte de gran éxito y apretada agenda. Jairo Zavala, cantante y guitarrista de Vacazul, ha alcanzado un gran reconocimiento internacional con su proyecto personal, Depedro, que le ha llevado a girar por todo el mundo junto a la banda estadounidense Calexico. Esto es quizá lo que más preocupa, que Depedro haya podido terminar o termine con Vacazul.

Cruzando los dedos por miedo a equivocarme, no creo que algo así pueda suceder, porque la historia de Vacazul y por extensión de Jairo Zavala, Javier Vacas, Antonio ‘Pax’ Álvarez, Daniel Madariaga o Javier Gómez es la historia del pluriempleo musical. Verdaderos trabajadores del rock que siempre han simultaneado con solvencia su presencia en varios proyectos. Al bajista Javier Vacas podemos verle perfectamente integrado en Los Coronas desde hace unos años junto a Loza, David Krahe y Fernando Pardo. Una banda Los Coronas que se ha convertido en bandera del surf rock instrumental, traspasando fronteras. También de la mano de Fernando Pardo, Javier Vacas entraría en el año 2006 en la veterana banda Sex Museum. Son además muy destacables sus colaboraciones puntuales con Los Reyes del K.O., dúo gallego de blues afincado en Berlín, referentes indiscutibles del género en España.

El propio Jairo Zavala ya se desempeñaba como guitarrista en Amparanoia mientras comenzaba a dar sus primeros pasos Vacazul. Sin contar su trabajo en las bandas de acompañamiento de programas de televisión como El Club de la Comedia o La Noche con Fuentes y cía. El organista y pianista Daniel Madariaga, por su parte, se ha dejado ver con Celofunk o El Tío Calambres, además de participar en numerosas grabaciones de otros artistas españoles.

Son sólo algunos ejemplos, pues el curriculum de estos músicos da para mucho más. Ejemplos que esperamos sirvan como prueba para demostrar que la vida de Vacazul está lejos de su final. E incluso si su tiempo tuviera que terminar, sólo existirian palabras de agradecimiento. De todas maneras, la paciencia traerá su recompensa.

Texto de Bruno Corrales

1 comentarios :

Anónimo dijo...

http://lavacazul.blogspot.com.es/