Etiquetas:

Graham Powell: El diccionario del rock

Llega, por fin, la primera lista de Graham Powell, un debut planeado hace ya meses y que por fin encuentra su momento. Cada semana elaboraremos desde esta sección una lista de diez canciones con algún punto en común. Una relación quizá absurda, quizá innecesaria o quizá genial e interesante a más no poder. En realidad, el único objetivo es, como siempre, hablar de música. Hablar de las bandas a través de sus canciones, como forma de concretar o simplemente como excusa, rescatando curiosidades, rarezas o temas básicos. Esta primera lista contiene una selección de diez versiones a cargo de grupos españoles que, no conformándose con calcar una canción ya existente, han adaptado música e incluso letra. Lógicamente, no son las únicas, posiblemente tampoco las mejores, asi que invitados estáis a proponer las vuestras en los comentarios. Entre tanto, podéis escuchar la lista en Spotify. ¡Empezamos!



Corría el año 2007 cuando la banda granadina Niños Mutantes -siempre muy dados a las versiones- recopilaban en un álbum las más habituales durante sus trece años de carrera. De evidente e irónico título, Grandes éxitos de otros contenía versiones de bandas tan dispares entre sí como 091, Raphael, Fangoria, Mecano o The Cure. Casi al final de este álbum damos con la canción que nos ocupa, El silencio, que más que una versión es una adaptación al castellano de uno de los temas más famosos del grupo inglés Depeche Mode, Enjoy the silence. El salto estilístico es por supuesto muy grande y supone todo un reto, pues Enjoy the silence está considerado uno de los temas representativos de la música electrónica. Niños Mutantes lo resuelven con bastante dignidad, logrando llevárselo a su terreno sustituyendo sintetizadores por una nube de guitarras. “Las promesas siempre se rompen. Prefiero el placer, prefiero el dolor”.


Los Deltonos reaparecían en el año 2003 con Sólido, un álbum que suponía el comienzo de una nueva era para la banda, orientada desde entonces hacia sonidos más cercanos al country y al folk que en sus comienzos. La carta de presentación de este disco es precisamente Horizonte eléctrico, una adaptación del tema Sweet Louisiana sound, perteneciente al dúo folk estadounidense Billy Pilgrim. El resultado es como poco excelente, llegando incluso a superar a la original. Los Deltonos imprimen más intensidad al tema, que en manos de la banda americana es más más íntimo y reposado. La letra cambia casi completamente, adaptada al castellano por Hendrik Röver, líder de Los Deltonos. Eso sí, permanece la idea original. Al fin y al cabo, las dos canciones hablan de marcharse, de buscar un nuevo comienzo ante un presente desgastado. “Asfalto y luz, ruedas y bares, si nada me detiene no esperes que pare”.


Mucho mérito el de esta versión. Porque puedes versionar una canción por pura admiración, imitando a la original sin más intención que dejar claro tu pasión por la música y por tus ídolos. Pero más allá está ese otro nivel, el de aportar algo nuevo llevando una canción a tu terreno por encima de instrumentos, estilos y géneros. En este sentido, Kiko Veneno lo borda con Memphis Blues, versión del Stuck inside of Mobile with the Memphis Blues again de Bob Dylan, tema aparecido por vez primera en el álbum Blonde on blonde de 1966. Kiko Veneno aumenta la velocidad de la canción y fusiona rock y rumba dando como resultado una canción redonda y muy cercana que no desentona entre su propio repertorio. Al mismo tiempo, acorta la duración de la canción, que originalmente -algo característico de Dylan- se va hasta los siete minutos. La letra, sin embargo, es sorprendentemente similar: “El hombre lluvia me dio dos remedios que aliviaran mi locura. El primero era un remedio sureño, el segundo ginebra pura”.


Josele Santiago siempre ha sido un amante de las versiones por lo general nada comunes. Famosas son las versiones y adaptaciones por parte de Los Enemigos de temas como Waterloo o I will survive. Ya en solitario, el músico madrileño ha tenido la costumbre de incluir al menos una versión por disco. Si en su primer álbum versionaba Con las manos vacías, bolero popularizado por Chavela Vargas, en su segunda entrega podíamos escucharle interpretando Buonanotte Fiorellino, de Francesco di Gregori. Llegamos entonces a Loco encontrao, su tercer disco, donde se atreve con Ain't Misbehavin', compuesta por el pianista de jazz Fats Weller junto a Harry Brooks (música) y Andy Razaf (letra). Desde el propio título vemos como Josele adapta el tema a su peculiar lenguaje. Un lenguaje real y cercano, algo que el músico madrileño siempre ha defendido. De todas formas, en este caso la temática se respeta, permaneciendo vigente en la canción la idea de no actuar y esperar al amor deseado. El cambio más significativo se produce con la introducción del acordeón -a cargo de Luca Frasca- que sustituye a los instrumentos de viento de la original. “La vida es corta, son puñalás. Pero no importa, no me canso de esperar”.


2009 fue un año movido para Zodiacs. En primavera editaban 3, 2, 1... Zodiacs, su segundo trabajo junto a Warner. Poco después nos sorprendíamos al verles participar en la campaña de verano de Fanta, aportando Con poco me lo monto, canción que veíamos cantar al protagonista del anuncio. Además, ese año habían participado en la banda sonora de la película Un buen día lo tiene cualquiera, de Santiago Lorenzo, interpretando un tema central compuesto por Malcom Scarpa. Y contar todo esto tiene sentido, de verdad, pues la banda recopilaría ese mismo año todas estas colaboraciones en el EP Fantasmas, y que completarían con varias versiones. Entre ellas, la que nos ocupa: Odio trabajar aquí, una adaptación del Welcome to the working week, tema que abría el disco debut de un joven Elvis Costello en 1977. La banda de Getxo adapta el tema tomando la idea original de desesperación ante la vida laboral y la sociedad de consumo aportando además una sensación de nostalgia y anhelo por la vida del rock and roll: “Quiero salir en las revistas, ver los flashes a mi alrededor y estar con chicas que siempre he soñado, pero este es el lugar equivocado...”.


Hay que decir primero que la banda valenciana de garage Wau y los Arrrghs!!! se ha nutrido desde sus comienzos de numerosas versiones para sus discos y directos, aportando con el tiempo cada vez más canciones propias. El grupo está centrado en rescatar lo mejor del panorama sixties, desde el punk al garage pasando por el surf o el pop, retomando canciones de bandas como The Hatfields, Los Mockers, los peruanos Los Saicos o The Trashmen. Rey de tablistas, incluida en el primer álbum del grupo, Cantan en español, es precisamente una versión de la banda de Minnesota, famosa sobre todo por su Surfin' Bird. Con Rey de tablistas, Wau y los Arrrghs!!! adaptan de forma espectacular a nuestro idioma el tema King of the surf, respetando el sonido original pero añadiendo irremediablemente la rabia y personalidad marca de la casa, a través de la interpretación de Juanito Wau. En realidad, esta canción ya había sido adaptada al español por el grupo peruano Los Doltons. “Y ahora todos en la playa le conocen como el rey, y cogiendo olas nadie le puede vencer...”.


En pleno cambio de siglo, la banda asturiana Babylon Chàt daba un notable giro estilístico, abandonando el punk y el glam más salvaje de sus primeros discos para pasar a explorar los terrenos del rock más clásico. Ese año la banda formada por Igor Paskual, Ricardo Saavedra, Héctor Tuya y Javier Logares publicaba Bailando con Brando, su tercer álbum. Un elegante disco que llegaba a su fin con Viciosa, una adaptación del Vicious de Lou Reed, perteneciente al segundo álbum en solitario del estadounidense, publicado en 1972 y producido nada menos que por el rey del glam, David Bowie. Igor Paskual, guitarrista y líder de la banda, se encarga de adaptar la canción, simplificando el texto y manteniendo prácticamente idénticos los estribillos. Destaca por supuesto la colaboración de Loquillo, quien además de ceder uno de sus temas para este mismo álbum, canta a dúo Viciosa junto a la banda. "Viciosa, me llevas siempre rosas, con agujas sin espinas. Oh! nena eres tan viciosa".


¿A quién no ha versionado Siniestro Total? En ocasiones con tanto éxito que nunca hubiéramos pensado que no son suyas. Para los más curiosos, la banda ofrece un extenso listado de las versiones que ha realizado en su renovada página web, siniestro.com. Pero hablemos de Sobre ti, una canción incluida en la cara B del single Te quiero, editado en 1985, y que posteriormente ha sido incluida en la reedición de 2002 del álbum Menos mal que nos queda Portugal. Más adelante, fue nuevamente registrada en el disco en directo Que parezca un accidente, de 2008. Sobre ti es una versión de Get over you, tema de la banda norirlandesa de punk rock The Undertones. En este caso, Siniestro Total cambia completamente la letra, a excepción del estribillo. Cabe destacar que la canción es desde hace unos años interpretada en directo por Óscar Avendaño, bajista de la banda desde el año 2000. “No me pidas que ahora vaya a cambiar, toda la vida hemos estado igual”.


La historia de esta canción es del todo rocambolesca. Por supuesto, partimos de la base de que Es especial es una adaptación de Give him a great big kiss, canción popularizada por The Shangri-Las en 1964. La autoría le corresponde al productor estadounidense George “Shadow” Morton, que lanzaría al estrellato al grupo de las hermanas Weiss y Ganser. Morton trabajaría después con The New York Dolls, cuyo líder -Johnny Thunders- grabaría de nuevo la canción bajo el nombre de Great big kiss en su álbum de 1972, So alone. Y llegamos a los Burning. Según la biografía Veneno del rock, escrita por Ricardo Moyano y Carlos Rodríguez, la banda madrileña escucharía la canción de Thunders en la radio, decidiendo versionarla y dejando la responsabilidad de registrarla como tal a Belter, su discográfica de entonces. Sin embargo, la canción se inscribió con la autoría adjudicada a Toño, Pepe Risi y Johnny Cifuentes, siendo la banda sancionada por ello. Es especial apareció por primera vez en el tercer álbum de la banda, Bulevar, publicado en 1980, y aún hoy es un tema recurrente en sus directos. “Cierro mis ojos y creo ver, tus labios rojos junto a mi piel”.


Desperados, o lo que es lo mismo, la banda de los hermanos Fernando y Guille Martín, quiénes contarían con músicos como Rafa Hernández (guitarra), Amando Cifuentes (bajo), Juan Luis Vizcaya (batería) y Javier el Moro (armónica y saxos) en su primera formación, la cual nunca fue demasiado estable. Una banda clave para entender el rock hecho en nuestro país que contó con una trayectoria reducida a la década de los 80. Corría ya el año 1988 cuando la banda madrileña editaba Flores muertas en forma de single, pasando pronto a ser considerada una de las mejores versiones del rock español. Flores muertas adapta sin transformaciones relevantes al castellano el mítico tema de The Rolling Stones Dead flowers. Así, la banda afronta un tema de tal calado con naturalidad y sin complejos, algo meritorio teniendo en cuenta lo complicado que ha sido aceptar al castellano como idioma apto para el rock and roll. "Mientras vas sentada atrás en tu blanco Cadillac, jugando fuerte en el Derby anual..".

Escucha la lista El diccionario del rock en Spotify

5 comentarios :

oramalaC dijo...

Muy novedosa y original que sirve para seguir aprendiendo y conociendo canciones.
No sabía que "Eres especial" no era un tema propio de Burning

Salud!

Sr. Nublado dijo...

Gracias!

Por cierto, había una errata en el comentario sobre la canción de Burning precisamente, ya corregida.

Un saludo!

Daniel dijo...

Realmente una lista original!! Siempre sorprendiendo para bien, amigo sumergido!

Aun quedaron en la recamara muchas más por si te decides a hacer una segunda lista tan buena como esta.

Do the Monkey, Do the Twist! Abrazows

Marinero en Marte dijo...

Qué buena sección!! Me ha sorprendido mucho la idea, y me ha gustado bastante la selección de temas de esta primera entrega.
Gracias por dar(me) a conocer estos temas que son versiones y no sabía. Y espero ansioso las próximas entregas.

Sr. Nublado dijo...

Ey, gracias por pasaros, Daniel y Sr. Marinero, y por vuestras palabras.

Espero que haya segunda parte, si!